La invasión de cocodrilos en Costa Rica

La invasión de cocodrilos en Costa Rica

883
0
Compartir

El río Grande de Tárcoles, en el Pacífico central de Costa Rica, se ha convertido en los últimos años en un atractivo turístico de grandes proporciones, tanto para la población nacional como para innumerables grupos de turistas extranjeros que circulan hacia diferentes destinos en el país. ¿La razón? La presencia de una notable población de grandes cocodrilos, que se agrupan sobre todo al lado del puente, y que ha generado la fascinación de cientos de personas que buscan admirar y fotografiar a estos impresionantes reptiles.

Este flujo creciente de personas y de actividad comercial alrededor de  este puente dio paso a la operación de embarcaciones o tours para llevar los turistas por el río a observar los cocodrilos y la fauna de la zona. Entre los atractivos que más ha captado turistas es la de alimentar a los cocodrilos manualmente, logrando unas espectaculares exhibiciones del comportamiento alimenticio de estos depredadores gigantes, que alcanzan entre 3 y 5 metros de longitud. DSC07257

Con sangre fría y una alta dosis de riesgo, algunos guías atraen con trozos de carne a los cocodrilos y los hacen salir del agua, a veces elevándose por varios metros para tomar la presa, ante el asombro de los turistas. Sin embargo, recientemente  esta actividad fue prohibida por las autoridades del Ministerio de Ambiente y Energía, por considerar que altera el comportamiento natural de esta especie, además del riesgo implícito para quienes la realizan.

¿Padece Costa Rica una sobre población de cocodrilos?

En medio de esta creciente actividad turística , ha surgido la interrogantes de si existe una sobre población de cocodrilos en Costa Rica. Esto sobre todo porque muchas personas perciben que después de la prohibición de la cacería en el país la población de estos reptiles creció notablemente.  Además de que con el tiempo los ataques de cocodrilos a personas  también han crecido en diferentes localidades del país. Casos que  han contribuido a fortalecer la hipótesis de una sobre población de cocodrilos, sobre todo en ciertas localidades específicas de la vertiente del Pacífico.

Esta polémica también ha sido  parte del trabajo de varios grupos de biólogos especialistas en cocodrilos que vienen trabajando en la generación de datos que confirmen o rechacen esta hipótesis.

DSC07179

Lo cierto es que existe un consenso general entre los investigadores de que las poblaciones de cocodrilos en la vertiente del Pacífico se han venido recuperando y que sus números han aumentado significativamente, lo que sumado al crecimiento demográfico de la población humana, aumenta la frecuencia de avistamientos y contacto cercano, pues los cocodrilos están volviendo a colonizar territorios donde anteriormente habían desaparecido.

Un aspecto muy particular dentro de este evento es que los resultados del monitoreo actual de cocodrilos confirman que hay una cantidad significativamente mayor de ejemplares machos, situación que también está siendo investigada para determinar las causas de esta desproporción de sexos.

Como reflexión general, es urgente y necesario comprender que los cocodrilos son parte integral de la dinámica de los ecosistemas acuáticos en nuestro país y uno de los vertebrados más importantes en la cima de la cadena alimenticia. La responsabilidad de preservar un estado saludable de sus poblaciones y evitar el conflicto con las comunidades humanas es nuestra.

Comentarios

comentarios

No hay comentarios

Dejar una respuesta