Un Wisky con Oscar Arias

Un Wisky con Oscar Arias

572
1
Compartir
Foto tomada de lapatilla.com
Oscar Arias no necesita presentación, personaje infaltable en los libros de historia de Centroamérica y el Mundo, amado por muchos no tanto por otros. ¿Pero cómo sería un día alguien tocara a su puerta para tomarse un wisky con él?  Pues la periodista Trilce Villalobos de Democracia Salvaje lo hizo. Ella nos comparte su experiencia y nos invita a conocer a este político y sus ideas  más de cerca
Escrito por: Trilce Villalobos de Democracia Salvaje

Es viernes y salí temprano de la casa con un bolso enorme, después de salir del trabajo iré a pasar el fin de semana a la playa.

Meses atrás:

-Memo, ¿vos crees que me ayudás a conseguir que Oscar me atienda?
-Sí sí Tril, nada más dame chance para agarrarlo en buen momento.

***

1:14pm –Oscar Arias te envió una solicitud de amistad- / 12 amigos en común

¡Bien! Seguro que recibió el mensaje que le envié por FB hace un par de meses para la entrevista y me va a agendar. Pensé.

2:50pm – Ojalá hubiera podido ir al Jazz a escuchar el tributo a Tool, pero bueno, voy para la playa saliendo del trabajo, sigue siendo un buen plan. A las 3:10pm quedaron de pasar por mí, voy un poco tarde, estamos en cierre de año fiscal.

3:15pm – Llamada de un privado.

-¿Trilce Villalobos?
-Sí, ella habla.
-“¿Qué tal? Oscar Arias le saluda”

5:20pm – Voy en taxi medio peinándome, tarde y no voy para la playa, por el momento.

5:30pm – En casa de Oscar Arias. Intento buscar un timbre para llamar pero no veo por ningun lado y entonces pienso: y si llamo como cuando uno va a buscar al vecino “Doooonnnn Oooosssscaaarrrr”, no verdad.

En eso, de la nada se asoma por la casita del guarda una señora, una oficial de la fuerza pública (todos los ex presidentes tienen seguridad pública de por vida).

-Hola, busco a don Oscar -le digo-
-¿Quiere una cita con don Oscar? -me pregunta-
-No -le digo- él me está esperando.

Media incrédula llama a la casa y al ratito me dice que por el otro portón me abrirán en seguida. Doy la vuelta y me abren.

Lea también: Crónica: Yo la vi abortar

Mientras espero en la sala principal de la casa me llama la atención el sin número de fotografías que llenan el lugar: con Barak Obama, con el Papa Juan Pablo II, con la Reina Isabel y con sus familiares.

También captan mi atención los sillones, del mismo color que los de la casa deOttón Solís, pero estos tienen un diseño que he visto en algunas películas. De pronto, llegan y me dirigen hacia la oficina de Oscar.

Muy cordial me saluda. Me parece gracioso que tenga el celular en la mano con mi perfil de FB abierto y con mi foto en grande.

“Vamos a ver si se parece” dice. Veía la foto y me veía a mí. “Bueno no mucho”  y empezamos la entrevista.

Le hago las mismas cinco preguntas que a todos mis entrevistados. Para mi sorpresa me detiene y dice:

>>Vamos a ver, usted lo que tiene que hacer conmigo es leer mis discursos y luego preguntarme si tiene dudas<<

Whattttt? pensé, pero lo escuché y no me dejé llevar por una primera impresión. De la nada él ya estaba hablando de lo que creyó que era importante compartir con los jóvenes.

oas3>>En nuestro país tenemos una democracia disfuncional, un congreso con nueve partidos políticos y 57 diputados, es algo complicado para un país tan pequeño como el nuestro, eso es difícil de manejar.

En los sistemas democráticos más exitosos de mundo, hay solo dos corrientes fuertes y con eso los países avanzan. El modelo Alemán es a lo que deberíamos aspirar, es un modelo de proporcionalidad perfecto, no como el costarricense<<

Lea también: Crónica: La niña que quería ser hombre

Empezamos a hablar de la política del Siglo XX y de los retos que significaron en aquella época; la política ni la sociedad de ahora son las de entonces, dice.

>> Trilce vea usted lo que es la vida, en los años 80 cuando yo me aventuraba con el Plan de Paz para Centro América el único medio de comunicación que me apoyó fue El Semanario Universidad, Carlos Morales era el director, curiosamente un hombre de izquierda. -Lo interrumpo-

-¿El Semanario lo apoyó?

>>Sí, es que en ese tiempo era muy romántico trabajar por la paz, yo decía que era mejor un joven con un libro bajo el brazo que con un arma en el hombro; entonces los jóvenes me apoyaron en la causa y El Semanario U también, ahora los medios tienen otro rol.

Siempre he dicho que las elecciones del 86´ las gané por el apoyo de las mujeres y los jóvenes. En cambio ahora –ríe- si pasara por el pretil hasta un balazo me pegan. Los jóvenes de ahora ignoran muchas cosas de la historia, es triste, pero cierto.

En Costa Rica hay déficit de diálogo y acuerdos importantes. El último gran acuerdo nacional fue el del TLC, y aun cuando este tema significaba algo serio e importante para el país, aun así este país se polarizó completamente. –piensa un poco y continua- No hay nada que polarice más una sociedad que la política.

Lea también: Crónica: Las palabras de mi vientre

En Costa Rica hay memoria a corto plazo. Lamentablemente aquí no cortan cabezas, aquí serruchan pisos ¡que es peor! porque con eso se llevan el prestigio del nombre de las personas. Parece que los costarricenses no están orgullosos de la gente que tienen, del triunfo ajeno, y no hablo por mí solamente, aquí hay personas realmente buenas en sus temas, pero aquí lo que les interesa es hablar mal de la gente <<

-Entonces, ¿de dónde viene el mal nombre de la política?

>>En los 90´ los políticos funestos hicieron decaer la política y los sindicalistas también. ¿Usted ha visto el billete viejo de 10 mil? Doña Ema Gamboa, fue de las fundadoras del ANDE, tenía un doctorado. ¿Cuántos líderes sindicales tienen ahora un doctorado? Vea como todo va de la mano, este país no puede avanzar con la calidad de la educación que tenemos<<

***

Sala principal
Sala principal

La conversación se alargó por un tiempo más, compartimos ideas acerca de este último punto: La Educación Pública en Costa Rica, de cómo cuesta medir los conocimientos de los profesores, de cómo se confunden las luchas sindicales con reformas a la educación.

Una conversación de casi tres horas resultó ser muy abierta y hablamos de demasiadas cosas.

Lo escuché explicar su versión de la actualidad mundial y hablamos mucho acerca de la historia universal, como que Mao Tse Tung fue “el loco más loco del mundo”. También invirtió tiempo en enseñarme sus redes sociales, página web y me regaló un libro.

Me enseñó otro libro con muchas fotos, me dijo cuál era su foto favorita de ese libro y leyó frases históricas. Mientras se levantó a traer su computadora aproveché para recoger mis cosas, ya era un poco tarde, casi las 8:00pm.

-Don Oscar ¿puedo hacer un Snap?
-Sí.
-¡¿Sabe qué es SnapChat?! –pregunté sorprendida
-No –me contestó-

Brevemente le expliqué qué era y amablemente accedió.

Luego de mucho hablar me preguntó si quería tomar o comer algo, fue una situación muy familiar diría yo.

Lea también: Crónica: Contagio Silencioso

-¿Wisky?
-No gracias don Oscar, yo no tomo.
-¿Gaseosa?
-Ay que pena, no tampoco, es que tuve problemas en el riñón.
-Le voy a servir Wisky. –me dijo-

Entonces lo acompañé a que sirviera el wisky, mientras él servía yo veía una mesa de madera con un entrefondo de vidrio que tenía una carta de mil ochocientos algo, que el abuelo había firmado.

Caminamos luego a la cocina donde sirvió el hielo y el agua; pasamos por el desayunador y me dijo que llevara unas papitas tostadas que había en un plato.

Al final de nuestra conversación, entre líneas me contestó mis acostumbradas cinco preguntas: su lectura del país tiene matices grisáceos. La gente nueva y buena reniega de trabajar en política. Considera que la problemática de los jóvenes de 18 a 35 años esla calidad de educación, cómo se forman y el acceso a trabajos buenos. Que el  futuro de Costa Rica es poco predecible a 10 años plazo y que el método más eficiente de inclusión juvenil a la política es básicamente hacerlos entender el teorema de Thomas:Si las personas definen las situaciones como reales, éstas son reales en sus consecuencias.

Sentados otra vez en su oficina lo escuchaba.

>>Yo soy un idealista, lo triste es que a veces la mejor gente no quiere ir a la política por la satanización que tiene, pero esto es un fenómeno generalizado en el mundo, la política no debería ser tomada como algo con consecuencias demasiado personales. Eduardo Lizano decía: “Los amigos a veces coinciden y a veces discrepan”<<

Lea también: Galería: Costa Rica desde los cielos

oas2
La Cena

Mientras terminabamos de comernos las papas yo pensaba que los políticos con quienes he hablado hasta ahora tienen en común  la disposición de dar espacios a jóvenes para evacuar dudas y conversar un rato, es decir Democracia Salvaje no es demasiado conocido y aun así sacaron el tiempo de compartir sus puntos de vista. Punto a favor para ellos, pero hay que ser críticos y celosos de lo que nos dicen.

El secreto está en debatir ideas y puntos de vista, estar informados y trabajar para crearnos una opinión acerca de los temas sociales.

La conversación siguió por un rato más; yo ya tenía tres llamadas perdidas, me esperaban afuera y llegaba la hora de despedirme. En la mesa quedaba el plato vacío de papas tostadas y, aún frío, el vaso lleno de Wisky.

Conozca su Cantón es la guía más completa de información cantonal y nacional. Es una red nacional de portales informativos que pretende impulsar el desarrollo regional de Costa Rica.  Además, cuenta con la guía comercial más competa del país con más de 15 mil negocios de todo Costa Rica. Navegue la guía aquí: Guía Comercial

Comentarios

comentarios

1 Comentario

Dejar una respuesta