Las meriendas para preescolares

Las meriendas para preescolares

197
0
Compartir

Los alimentos nos proporcionan los nutrientes para estar saludables y realizar nuestras funciones diarias. De los alimentos se obtienen los nutrientes como vitaminas, minerales que nos protegen de muchas enfermedades, la energía (este es el combustible para hacer todas las actividades diarias como estudiar, caminar, correr, entre otros) y parte del agua que se requiere para la hidratación de nuestro cuerpo y para varias funciones vitales.

Por lo general los preescolares requieren de 5 a 6 tiempos de comida, ya que la capacidad del estómago es reducida para ofrecer grandes cantidades de alimentos, los tiempos de comida pueden ser distribuidos cada 2 a 3 horas durante el día. Un ejemplo de esta distribución de tiempo en un día podría ser: 7 am- 9:30 am -11:30 am-2 pm- 5 pm- 7:30 am.

Las meriendas son tiempos de comidas que no debe saltarse para poder lograr una buena distribución de energía y nutrientes, por lo general se realizan horas antes del almuerzo y cena. Las meriendas frecuentemente son livianas, sencillas, de fácil digestión, variadas, atractivas, entre otros.

Al preparar la merienda de sus hijos, debe de tomarse en consideración que en algunos centros educativos,  no se cuenta con microondas para calentar todas las meriendas, ni refrigeradora para almacenarlas, por lo que se deben evitar aquellos alimentos que lleven salsas, que se puedan fermentar, que sean de fuerte olor, que se puedan descomponer o que puedan cambiar de color y sabor.

Entre los alimentos que comúnmente se utilizan son frutas, vegetales, emparedados, lácteos, jugos, preferiblemente que sean naturales y no procesados. Los alimentos deben ser gratificantes para los niños y niñas para que exista mayor aceptación, por lo que se podrían hacer meriendas divertidas con figuras.

Muchos alimentos procesados como las galletas y jugos artificiales son cargados en azúcar y contienen colorantes, siendo un factor para la adquisición de malos hábitos y para aumentar la obesidad, ya que una sola porción de esos alimentos está concentrada muchas calorías. Las galletas que contienen crema además de azúcar contienen grasas que son poco saludables. Por tal motivo las meriendas no deben contener galletas, gaseosas, jugos, embutidos (grasas e ingredientes artificiales), confites, caramelos, entre otros.

La lonchera utilizada para ese fin debe estar limpia e higiénica, ya que podría ser un factor para la multiplicación de bacterias y para que los niños y niñas se enfermen.

Comentarios

comentarios

No hay comentarios

Dejar una respuesta