7 recomendaciones si va a darle una mascota a su hijo
DEBE ANALIZAR MUY BIEN ANTES DE LLEVAR UN NUEVO ANIMAL A LA CASA

7 recomendaciones si va a darle una mascota a su hijo

Los hámsters no son ideales para niños muy pequeños

¡Las tortugas no son mascotas!

317
0
Compartir

Siempre llega ese momento. “¿Mamiii puedo tener un perrito? ¡Papiii, comprame ese cachorro!” En algún momento de su niñez o juventud, los menores expresan el deseo de tener una mascota. Tener un animal en casa puede ser muy positivo.

Según el Círculo de Investigación de Animales de Compañía de Alemania se pueden convertir en un compañero de los niños, como había informado el medio ABC. Las mascotas reducen el estrés de los pequeños y les ayuda a comportarse, ya que entienden sobre responsabilidades que tienen con el animal y sobre sus derechos.

Sin embargo no debe ser una invitación a ciegas. Usted tiene que analizar muy bien su hogar, su niño y al animal que traerá, ojalá adoptado, para dar una oportunidad a tantos seres amorosos sin hogar. Le damos estas recomendaciones si lo está pensando.

1. ¿Seguro seguro? Piénselo de nuevo

Lo primero es estar seguro. Analice bien la madurez y personalidad de su niño antes de proceder. Quizás aún no está en condiciones de tener un mascota, pues no cumple todas las tareas ni es completamente responsable. Si el adulto de la casa no tiene el tiempo para encargarse luego, el animal sufrirá. Igualmente los padres deben estar listos para encargarse de ciertas tareas. Recuerde que usted elige a la mascota, no ella a usted.

2. Revise el presupuesto

Debe preguntarse si su economía le permite tener una mascota. Los costos para mantener a un animal pueden ser elevados. Así que estudie y conozca los gastos en que tendría que incurrir y defina si puede absorberlos. Alimento, visitas al veterinario, cama, son algunos de las inversiones que deberá hacer.

3. El perro compatible con su hijo

Antes de traer un perro – la mascota favorita – debe considerar la edad y analizar la personalidad de su niño. Un menor más hiperactivo se llevará mejor con cierto tipo de perro, que un pequeño más calmado. Igual uno de 4 años que uno de 12. Así que infórmese sobre las razas de los caninos. Los golden retriever son fabulosos con toda la familia, sobre todo niños, pero requieren mucho cuidado por su energía y pelaje largo, entre otros. Un caniche o poodle enano o toy son dulces y llevaderos, pero al ser pequeños son más sensibles y frágiles que uno grande.

4. Gatos se adaptan

Aunque en general, los gatos no son tan buscados como los perros, son animales muy inteligentes y limpios. El médico veterinario costarricense, Óscar Robert, describe en su sitio web que se adaptan a cualquier propietario, incluso niños, siempre que se muestren cariñosos con ellos. Pero en la zona rural, un gato puede ingerir roedores, lo cual podría ser un riesgo en el contacto con los menores.

Eso si, el niño debe entender que los gatos tienen una personalidad fuerte y aprender los principios para tratar a los felinos, como que si se resiste o quiere escapar déjelo irse; o si está durmiendo, comiendo o haciendo sus necesidades debe dejarlo en paz.

5. Hámsters: no ideales para los pequeños

Los hámsters son animales nocturnos y sensibles.
(Imagen tomada de Pixabay / CC0 Public Domain)

Estos roedores son muy lindos y atractivos desde hace muchos años, pero sin incompatibles con ciertos niños. El Dr. Robert afirma que no es una mascota ideal para niños menores de 7 años.

“Son animales nocturnos y al no coincidir con el horario de los niños pueden generar frustraciones tanto en el niño como en el animal (pues el hámster no puede dormir y le molesta que lo perturben en el día)”, explica. Así que muy adorable, pero no para niños pequeños.

6. Peces o pájaros: cuando su hijo sea mayor

Si a su hijo le atraen los peces o pájaros, será mejor que espera a que tenga algunos años, ojalá luego de la escuela. Se recomienda que el menor tenga más de 11 años. Esto porque para tener en buen estado un terrario o acuario se necesita entender conceptos como temperatura, acidez (ph), humedad del ambiente y otros temas que pueden ser complejos para un niño. Las aves requieren cuidados muy particulares y detallados.

7. Tortugas: no deben ser mascotas

Aunque por años el ser humano las ha introducido al cautiverio de un jardín o un acuario, las tortugas pertenecen en la naturaleza. Justamente la semana pasada el diario La Nación informó que al centro de rescate Zoo Ave ingresan entre 30 y 50 tortugas al mes, muchas de las cuales llegan con deformaciones en sus caparazones. Aunque son de vida silvestre, ciertas especies terrestres y semiacuáticas son criadas en decenas de casas como mascotas.

Recopilado en esa noticia, la bióloga del centro de rescate Tortufauna, Vilma Castillo, es clara y contundente: “las tortugas son animales silvestres y estos no deben ser mascotas. El cautiverio es muy cruel con ellos”.

Comentarios

comentarios

No hay comentarios

Dejar una respuesta