7 consejos para no engordar en Navidad

7 consejos para no engordar en Navidad

Navidad es una época de descanso, amor, regalos y gordura. ¿Gordura?, pues sí, una encuesta de UCR reveló que el tico promedio come al menos tres tamales diarios, engorda de 2 a 4 kilos durante la época navideña y que cada tamal aporta hasta 400 calorías. Pero tranquilos, aquí les dejamos consejos para que no renuncié a la fiesta tamalera pero tampoco gane tantos kilos.

329
0
Compartir

Navidad es una época de descanso, amor, regalos y gordura. ¿Gordura?, pues sí, una encuesta de la Escuela de Estadística de la Universidad de Costa Rica calculó que el tico engorda de 2 a 4 kilos  durante la época navideña. Además, determinó que el costarricense promedio come al menos tres tamales diarios y que cada tamal  puede aportar al cuerpo hasta 400 calorías.

Eso sumado a la pierna de cerdo, el pavo al horno, los postres y el licor que inunda nuestras mesas en época de fin de año, se convierten en la receta perfecta para acumular kilos.

Según los expertos, para quemar las calorías que se consumen con cada tamal se requiere al menos hacer dos horas de ejercicio. El problema es que en tiempo de regalos y vacaciones el gimnasio queda en el olvido, los horarios de comida se alteran y el ejercicio se engaveta para enero.

Lea también: Cronograma de actividades navideñas en San José

Pero entonces, ¿cómo evitar los kilos de más que nos deja la navidad? ¿es posible hacer un balance?

La nutricionista Evelyn Fallas asegura que si sigue estos consejos podrá mantener quieta la balanza sin renunciar a los gustos de la época.

Navidad dieta1.  Arrancar el día haciendo ejercicio

Aunque hacer ejercicio es una actividad que no la asociamos con el fin de año, esa es la verdadera receta de sobreviivir a  las vacaciones sin subir de peso. Según un estudio de la revista Medicine & Science in Sports & Exercise, hacer ejercicio en las mañanas reduce el apetito durante el día.

Por su parte estudios de Brigham Young University aseguran que basta con 45 minutos de ejercicio matutino para que nuestra inclinación por la comida disminuya.

Cena navideña2. Cuidado con el licor

Las bebidas alcohólicas aportan muchas calorías, más de las que nos imaginamos. El problema es que por la dinámica de tomar una bebida tras otra no nos enteramos de cuántas calorías estamos ingiriendo. Para ello, lo recomendable es no combinar todas las comidas con estas bebidas, sino elegir otras bebidas sin azúcar que nos permita balancear.

Ayuno3. No al ayuno

Una de las prácticas más habituales durante Navidad es no comer mucho durante el día, para llegar con hambre a las cenas familiares y así poder disfrutar de todos los manjares que ofrecen. Sin embargo, esa práctica solo favorece los atracones de comida, que terminarán haciendo que comamos más de lo que deberíamos. Lo mejor es respetar todas las horas de comida, para no tener la tentación de abusar de ninguna.

Lea también: Guía de lugares para aprender a bailar

cena navideña.4. Ser selectivo

El principal problema de las comidas navideñas no solo es que son excesivas, sino que son muy variadas, por lo que seguramente en una sola cena te ofrecerán más de dos platillos, tamales, bocas, postres y una gran lista de tentaciones. Pero sabemos bien que si los comemos todos, la consecuencia será engordar. Por eso lo recomendado es que ser muy selectivo, elegir solo los platillos más saludables y empezar comiendo los que más nos gustan, para poder detenernos cuando nos sintamos satisfechos sin haber dejado por fuera los platillos más apetecidos.

5. Procurar empezar por las proteínas:

Las proteínas estimulan las hormonas de la saciedad. Un aperitivo de jamón ibérico, marisco, mejillones o queso bajo en grasa hará que después se tenga menos apetito, evitará comer en exceso y la tentación de los dulces.

6. Coma despacioComer-rapido-

No es ningún secreto: comer rápido, además de ser poco saludable, nos lleva a comer más. En las cenas y comidas navideñas se suele comer especialmente rápido, pues hay mucha comida, y los platos suceden muy rápidamente. Concentrarse en comer despacio es la mejor manera de controlar lo que comemos y evitar los empachos.

Lea también: 6 opciones creativas para ejercitarse

cena-navideña7. No todos los días hay fiesta

No todos los días hay fiesta, no todos los días hay que comer como si no hubiera un mañana. Lo recomendable es seguir con las rutinas de comida de siempre, que sean vacaciones no quiere decir que hay que dejar de comer normalmente, se deben respetar las tres horas de comida y las meriendas a media mañana y media tarde.

Comentarios

comentarios

Compartir
Artículo anteriorGuía de balnearios y piscinas
Artículo siguiente[Tour de un día] Tilapia Park: pesca, naturaleza y buena cuchara
Karol Pérez
Editora y periodista. Encargada de la edición y coordinación del contenido editorial publicado en la red de portales Conozca Su Cantón. ---Una tica que NO toma café. Apasionada de la guitarra. Escribir es mi locura favorita, Saprissita desde la cuna. Férrea amante del teatro. Adicta (en recuperación) de dormir más de 8 horas. La peor contadora de chistes en la historia. Podría comer jocotes por la eternidad. Enemiga del “no se puede”.---

No hay comentarios

Dejar una respuesta