Más que buscar una planta, ¡aprenda a embellecer y cultivar su jardín!
HERMANAS APROVECHARON OPORTUNIDAD PARA LEVANTAR VIVERO SANTA LUCÍA EN LIBERIA, GUANACASTE

Más que buscar una planta, ¡aprenda a embellecer y cultivar su jardín!

No se trata solamente de mantener viva la planta, sino de generar un espacio agradable en casa

569
0
Compartir

Nuestro hogar puede ser un santuario y un refugio de paz y armonía. Las plantas y los espacios verdes son una forma ideal de lograrlo. Pero no siempre sabemos cómo generar ese hábitat, cómo combinar flores, plantas y macetas en nuestra casa. En ese momento necesitamos guía y consejo.

Con la inspiración de su madre, a quien siempre le gustaron las plantas, y para aprovechar una oportunidad, las hermanas Heidy y Wendy Berger tomaron pala y rastrillo; hundieron sus manos en la tierra; y comenzaron a ver las flores con otros ojos. Tras más de un año de tener el Vivero Santa Lucía, hoy nos asesoran en cómo introducir espacios verdes en casa.

“Cualquier persona le puede decir llévese esta planta y se murió y hasta ahí llegó. El servicio al cliente para nosotras es muy importante. Nos enfocamos mucho en tratar de que no solo se lleve una planta, sino asesorarlo para que aún después usted pueda cuidarla, ‘que le falta luz, que le falta agua, que la ubicación’. Ayudarles a que mantengan o rescaten esa planta”, explica Wendy.

Adentrarse en el Vivero Santa Lucía en Liberia, es descubrir el poder de las plantas, de la naturaleza y entender cómo lograrlo en casa.

Las hermanas Berger han generado una conexión con el Reino Vegetal. Se convirtieron en apasionadas de las plantas y entienden que no son un adorno, sino seres vivos que aportan mucho en nuestros movimientos cotidianos y en nuestra casa. En el 2016 asesoraron a un departamento del Hospital de Liberia, para un certamen de jardines que organizó ese centro médico. Lo mismo quieren hacer con las casas.

“Ha sido mucho trabajo, tanto mental como físico. Hemos tenido que aprender a usar pala y machete“, afirma Wendy. Y entre risas agrega Heidy, “¡ya vamos sacando músculo!”. Pero sobre todo aprenden de la gente. Los clientes vienen con una idea y piden algo. El Vivero Santa Lucía los escucha, aprende de las personas y les plantea una solución.

Estas liberianas trabajan intensamente y se unieron a un grupo de artesanos, para asesorar a personas en otros espacios o eventos. “La gente aquí tiende mucho a cuidar los jardines, a tener las plantas bonitas“, menciona Wendy sobre su natal Liberia. Ellas quieren ser una herramienta y guía para que las personas logren justamente eso.

Una de las líneas más buscadas por el público son los terrarios, espacios verdes en miniatura (mini jardines), que se construyen en un recipiente pequeño en el cual se reproducen condiciones para que vivan las plantas e incluso se agregan elementos de decoración.

El rincón verde y fresco que es el Vivero Santa Lucía llama la atención a los liberianos por el orden y acomodo, con pasillos bien delimitados; mesas organizadas; cada producto rotulado; y la información clara para los visitantes. Incluso puede sumergirse por áreas: plantas medicinales, frutales, ornamentales, rosas y más.

Conozca más sobre el Vivero Santa Lucía

Si quiere dar a conocer a su negocio como lo hizo Vivero Santa Lucía, contáctenos al teléfono 6245-3768 o envíenos un mensaje al correo [email protected].

Comentarios

comentarios

Compartir
Artículo anteriorCuide la salud de sus seres queridos: ¡atención con las plagas en esta temporada!
Artículo siguienteAdidas se aleja de la publicidad en TV, para enfocarse en canales digitales

No hay comentarios

Dejar una respuesta