Los dichos ticos que vienen del judaísmo

Los dichos ticos que vienen del judaísmo

Ojalá, puntalito, jupa y hasta el famoso gallo pinto son palabras que los ticos usamos y que ni nos imaginamos que son huellas del Judaísmo Sefardita. Aquí le contamos

6756
1
Compartir

A los ticos nos encantan los dichos, pocas cosas nos representan más que nuestra forma de hablar, sin embargo a veces ni siquiera imaginamos cuál es el origen. Por eso, de nuevo Deliah Ugalde nos comparte un artículo muy interesante sobre las huellas del separad en el lenguaje de los ticos, dejándonos muy claro la innegable influencia que ha tenido el Judaísmo en tierras ticas:

Escrito por: Deliah Ugalde

En anteriores escritos, hemos destacado la influencia innegable que ha tenido el Judaísmo Sefardita en la sociedad costarricense. 

Se conoce como judíos sefarditas a todos aquellos israelitas y sus descendientes, que durante muchos siglos vivieron en Sefarad, nombre hebreo de la Península Ibérica, es decir, en España y Portugal.

Muchos son los hallazgos arqueológicos y las evidencias históricas que confirman la existencia de comunidades judías en esta península desde tiempos remotos. Estos judíos vivieron en Sefarad hasta el año 1492, año en que los Reyes Fernando de Aragón e Isabel de Castilla, redactaron un edicto en el que obligaban a los judíos a abandonar su fe, bajo amenazas de expulsión y muerte. Muchísimos judíos que se negaron a abandonar su fe fueron despojados de todas sus pertenencias, tomados como prisioneros, quemados en hogueras o lanzados a las fieras. Otros, después de ser despojados indebidamente de sus bienes, fueron expulsados de Sefarad y salieron en carabelas por las aguas del Atlántico, buscando tierras que los acogieran y les permitieran vivir en paz junto a sus familias. Fue así como muchos de ellos se dirigieron a América, asentándose en el Valle Central de Costa Rica. Por temor a ser perseguidos, ellos cambiaron sus apellidos y mantuvieron en secreto su fe y sus tradiciones.    

Lea también: ¿De verdad hubo brujas en Escazú?

Es públicamente reconocido que nuestros primeros colonos fueron judíos provenientes de Sefarad. El Señor Luis Alberto Monge Álvarez, expresidente de Costa Rica, en el libro “Descalzos en Palmares” de Giselle Monge Urpí dice:

“Todo indica que fuimos buen refugio para los sefarditas durante la Colonia…”

Se considera que el ochenta por ciento o más del Pueblo de Costa Rica desciende de judíos sefarditas que llegaron a nuestro país hace cinco siglos. Estos sefarditas se asentaron en nuestro país y resguardaron celosamente su fe, sus costumbres ancestrales y hasta el idioma ladino o judeoespañol que ellos y sus antepasados hablaban en su amada Península Ibérica.

Sobre su idioma, el Dr. / Rb. Conrado Umaña Rojas, estudioso e investigador incansable del tema sefardita, en su libro “Las raíces judío-sefarditas del Pueblo de Costa Rica”, nos dice:

“Los judíos de Sefarad hablaban su propio idioma. No era castellano antiguo, como algunos suponen, sino Djudeo espanyol, o Ladino, una interesantísima y versátil combinación de castellano y gallego antiguos con hebreo. No cabe duda de que nuestros primeros colonos fueron judíos sefardíes ladino parlantes, prueba de ello es la marca que hasta la actualidad permanece imborrable en el habla de nuestros campesinos.”

Lea también: Origen de los dichos ticos

También, el historiador costarricense Carlos Monge Alfaro, en su libro “Historia de Costa Rica” nos habla de la gran influencia del idioma ladino en el habla de los costarricenses. Él nos menciona la palabra “mercar” que en el idioma de los judíos sefarditas significa “comprar” y nos recuerda que esta palabra, la encontramos en el poema del escritor costarricense Aquileo Echeverría Zeledón llamado “Mercando leña” donde se describe la vida del campesino costarricense y se destaca el uso del lenguaje popular.

Y, ¿cuáles son algunas de esas palabras del idioma ladino que aún podemos escuchar en Costa Rica? Usted se sorprenderá al descubrirlas.

El Dr. / Rb. Conrado Umaña Rojas enumera, en su libro, algunas de ellas:

Comentarios

comentarios

1 Comentario

Dejar una respuesta