Crecimiento descontrolado genera caos en los cantones

Crecimiento descontrolado genera caos en los cantones

439
0
Compartir

El ordenamiento territorial a través de los planes reguladores es una de las principales deudas de los cantones del país, de acuerdo con el XXI Informe del Estado de la Nación.   

La falta de normas para regir la ocupación del territorio y sus efectos colaterales, que van desde la expansión descontrolada de zonas residenciales e industriales hasta el colapso vial provocado por una red de carreteras poco planificadas y un aumento constante de la flota vehicular, complican el panorama de los gobiernos locales y de los mismos ciudadanos.

Según el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INEC), en el 2011, 2.268.248 personas  vivían en la Gran Área Metropolitana (GAM), es decir, una concentración de habitantes mayor a la del resto del país, mientras que entre 1984 y el 2000, la cantidad de viviendas habitadas en la región se duplicó.

Personas

Lo mismo ocurrió con la cifra de área construida, que entre 1982 y 2013 no solo dobló su valor sino que se acompañó de un proceso de urbanización acelerada en cantones adyacentes como San Ramón, Naranjo, Palmares, Atenas, Barva, Paraíso, Santa Bárbara, entre otros; que no formaban parte del espacio urbano pero que debieron conectarse a la GAM a través de nuevas redes de carreteras y terminaron integrándose a la zona metropolitana.

Lea también: ¿Cuáles son los principales problemas del cantón de Grecia?

El estudio insiste en que estos cantones periféricos no estaban preparados para asumir esa población ni para regular estos nuevos desarrollos.

Poca efectividad de los Planes Reguladores Cantonales (PRC)

Uno de los instrumentos planteados como caballo de batalla para superar el problema del crecimiento poco planificado, son los Planes Reguladores Cantonales propuesta en la Ley de Planificación Urbana de 1968, pero tras casi cinco décadas de su creación siguen enfrentado obstáculos que impiden su aplicación por parte de los municipios.

Construcción.

El Estado de la Nación evidenció que los estudios de viabilidad ambiental, los mapas hidrogeológicos y demás requisitos exigidos dentro de los planes tienen un costo más alto que los ingresos que recibe la municipalidad promedio. Además, la falta de personal técnico capacitado para elaborar los PRC es un problema común de los gobiernos locales.

Por otro lado, el informe estudió las 36 municipalidades del Valle Central y encontró que 20 de ellas cuentan con planes reguladores vigentes y solo 8 de estos últimos están completos. Dentro de los 8 municipios que sí cuentan con estos estudios y con el PRC completo se encuentran San José, Goicoechea, Moravia, Curridabat, Oreamuno, San Isidro, Valverde Vega y Escazú.

Lea también: Grecia es el nuevo foco de crecimiento residencial

Brechas en costo de terrenos e impuestos.

Otro de los efectos la expansión descontrolada y sobretodo del agotamiento de las áreas urbanizables es el surgimiento de brechas en el precio de la tierra urbana y rural, así como en la recaudación de impuestos de bienes inmuebles.

En el primer caso, el XXI Estado de la Nación, establece que Desamparados, Guadalupe y San Francisco de Goicoechea, Curridabat y San Rafael de Escazú, son los distritos con los terrenos más caros, ya que el valor del metro cuadrado se ubica entre los 300 y 500 dólares. Mientras tanto, los terrenos en distritos más rurales como Salitrillos, Rancho Redondo,  San Jerónimo y Cascajal tiene un el valor promedio menor a 15 dólares por metro cuadrado.

Comprar casa

Con respecto a la recaudación de impuestos de bienes inmuebles, entre el 2006 y el 2010 los cantones de San José, Escazú, Heredia, Alajuela, Santa Ana y Cartago concentraron el 55,7% del ingreso promedio por este concepto, mientras que el 44,3% restante de la recaudación se distribuyó entre los otros 25 cantones de la GAM. Igualmente, entre 2011 y 2014, San José fue el cantón que más ingresos tuvo por pago de bienes inmuebles con  4.320 millones de colones, mientras que 20 de los municipios de la GAM recaudaron menos de 1.000 millones en ese período. Oreamuno es el que obtuvo un menor ingreso con 181 millones de colones.

Lea también: Megaproyecto pretende convertir a Grecia en un epicentro de inversión y desarrollo 

Expansión descontrolada y colapso de carreteras

Según datos de INEC, entre el 2000 y 2011 San José sufrió una pérdida habitacional del 5% mientras que los cantones periféricos aumentaron su población en más de un 15%. Lo anterior indica que, hay un número creciente de persona que no viven en la GAM pero que necesitan movilizarse diariamente hacia ella para trabajar y terminan colapsando las vías de ingreso.

Autos

A esto se suma el enorme aumento del parque automotor del país, que creció un 673,1% entre 1980 y 2014, en tanto que los vehículos particulares aumentaron un 914,4%.

De acuerdo con el Estado de la Nación, este es uno de los efectos más sensibles de la falta de ordenamiento territorial y tiene elevados costos para el país, ya que por ejemplo, una encuesta de la Contraloría General de la República encontró que, en la GAM, el 25% de las personas tarda más de dos horas al día en llegar a su destino.

Lea también: ¿Qué tan seguro es vivir en Grecia?

“La congestión del transporte en la GAM genera costos. Se estima que la pérdida de tiempo fue equivalente a un 1,9% del PIB en 2005 y a un 2,0% del PIB en 2009 (aproximadamente US$590 millones). El consumo adicional de combustible por esta razón para el período estudiado se calcula en cerca de un 6,5%,” describe el informe.

Conozca su Cantón es la guía más completa de información cantonal y nacional. Es una red nacional de portales informativos que pretende impulsar el desarrollo regional de Costa Rica.  Además, si desea información sobre de los negocios y comercios que operan en Costa Rica, no dude en visitar la guía comercial más completa del país: CREnlace 

Comentarios

comentarios

No hay comentarios

Dejar una respuesta