6 consejos para evitar la deserción de sus hijos después de vacaciones
HACE POCOS DÍAS MILES DE ESTUDIANTES RETORNARON A CLASES

6 consejos para evitar la deserción de sus hijos después de vacaciones

193
0
Compartir
(Imagen de Pixabay / CC0 Public Domain)

Este año, en su discurso de informe de labores, el presidente Luis Guillermo Solís mencionó que exclusión dentro de un mismo año lectivo más conocida como deserción estudiantil, término que ahora las autoridades no usan – fue del 4% para todo el sistema educativo y de 8,4% en secundaria.

Además el año pasado la deserción de colegiales tras las vacaciones de medio periodo, no creció como sí ocurrió en el 2015. En el 2015 el 4,4% de los estudiantes (más de 16 mil alumnos) abandonaron. En el 2016 fue el 4,2% (15.262). Aunque no es una gran mejora, sí se detuvo el crecimiento. Pero la exclusión siempre está rondando y afecta semestre con semestre.

Por eso, ahora que llevamos unos días desde que los hijos regresaron a clases tras las vacaciones, los padres deben estar muy atentos a cómo los jóvenes retoman los cuadernos y libros, y qué ritmo y costumbres muestran. Nadie tiene el año perdido, ¡se pueden recuperar! Acá le damos algunas recomendaciones para trabajar en este fresco reinicio.

1. Comunicación

El Ministerio de Educación (MEP) mencionó el año pasado, que como país estamos fallando en comunicarnos, todos, estudiantes, padres, docentes y centros educativos. Los padres y encargados deben estar al tanto de lo qué sucede con sus hijos en clases: notas, asistencia, relaciones con compañeros y más.

Esto inicia conversando en casa, dialogar todos los días y haberlo hecho durante vacaciones ayudará mucho. El MEP tiene también un sistema de alerta, para detectar posibles casos de deserción y evitarlos.

2. Identificar problemas

La exclusión es un fenómeno con muchas causas, desde problemas de aprendizaje hasta acoso escolar. Entonces hay que estar alerta ante cualquier situación inusual o negativa. Converse con su hijo sobre cuándo tiene sentimientos por algo hiriente o negativo que ocurrió en el colegio. Así podría saber porqué pensaría en no volver a clases.

Sin conocer lo que se enfrenta, no se puede resolver. Tras faltar a muchos días de clases, algunos estudiantes se quedan sin esperanza de poder pasar. Atención a si ocurrieron otros factores como acoso, alguna situación con parejas, uso de drogas o desmotivación.

3. Tener calma y apoyar

Los padres no pueden salirse de sus cabales, enojarse y gritar a sus hijos. Aunque los adultos crean que hay vagancia o displicencia, deben escuchar. Los estudiantes necesitan apoyo. Pregúntele cómo podría ayudarle, no para aceptar su comportamiento o un rendimiento negativo, si no para estar para él o ella.

En ese momento su hijo podría explicarle lo qué sucede y darnos cuenta de porqué quiere salirse. Si es porque no quiere la responsabilidad, puede indicarle que entonces tendría que buscar un empleo y enseñarle sobre la responsabilidad. Hasta el panorama más complejo, debe enfrentarse y dialogarse.

4. Involucrarse

Los padres deben ir a la escuela de sus hijos, participar y hasta programar reuniones con los profesores y administradores de la escuela. Conociendo y yendo al centro educativo, podrá determinar si se necesita alguna adaptación para fomentar la experiencia de aprendizaje.

Integre la asociación de padres y profesores. El personal le conocerá y si hay un problema en la escuela, podrá estar más cerca de solucionarlo. Esto sin irrespetar el espacio personal de su hijo, en el ámbito colegial o escolar.

5. Conozca a sus amigos

Es importante desarrollar una relación con los padres de los amigos de su hijo y con los amigos. Puede sugerirles que coman en su casa algún día, para saber quiénes son los compañeros y estar en el radar de sus padres, por cualquier señala que alguno de los padres pueda ver.

Nadie espera que haya consumo de drogas, mentiras sobre dónde están o algo inusual o negativo, pero si nos conocemos entre familias, podemos estar atentos.

6. Claro…¡estudiar!

Desde ya establecer expectativas altas en los temas de asistencia, aprovechar las clases y disciplina. Esto desarrollaa la autoestima. Si faltan a clases es porque hay insatisfacción con la escuela.

Esté atenta a sus notas y dinámicas de estudio, para analizar si se debe variar el horario escolar, buscar clases los fines de semana, tutorías o más ayudas.

Comentarios

comentarios

No hay comentarios

Dejar una respuesta